Bogotá (1) 7456019
Línea Nacional 019003315000






Eje Cafetero

Restaurantes







Restaurantes del Eje Cafetero










Selecciona los mejores frutos de la huerta campesina, une a partes iguales la mesa antioqueña, las tradiciones culinarias de Colombia y otras recetas contemporáneas, añade constantemente nuevos ingredientes, sirve cerca de montañas, bosques de niebla y plantaciones de café… ¡Y voila! Ya tienes la mejor gastronomía y los mejores restaurantes del Eje Cafetero… Ahora solo disfruta a tus anchas y finaliza siempre este banquete con un buen postre de café

Nuestra guía de Restaurantes del Eje Cafetero no solo te brindará información puntual sobre los más emblemáticos, populares, innovadores y aclamados restaurantes del Eje, sino que también te permitirá arrojar un vistazo a las ancestrales recetas familiares. Y es que así pidas un famoso “corrientazo”, verás que en este lugar quieren hacer de cada platillo, por sencillo y económico que sea, un pedacito de arte que refleje su pasión por la gastronomía. Revisa minuciosamente nuestra guía y no te pierdas de esta magnífica aventura.

El Roble (Armenia): muchos piensan que quien viene al Eje Cafetero por su gastronomía y no visita El Roble, se ha perdido de una experiencia sinigual. Algo de cierto hay en esta consideración, siendo que este baluarte culinario es considerado uno de los mejores restaurantes de comida típica de Colombia. Su carta, tan espectacular como deliciosa, es sencillamente para chuparse los dedos: bandeja paisa, tamales, lengua al gusto, chuletas, asados, pescados, picadas, chorizos cocidos ―¡estos sí que no se pueden escapar del diente!―, postres y bebidas como la aguapanela caliente con queso a bordo o la típica “chaqueta” (café en aguapanela).

Más que una visita a la mesa para saciar el apetito del mediodía, El Roble se convierte en una oportunidad memorable, y esto se evidencia en sus amplias instalaciones: cuenta con una rockola bar, granja de animales, parque de juegos para los más chicos y una dulcería que ofrece saludables golosinas, como las que hacían las abuelas. Amplio, natural y familiar, El Roble tiene madera para la cocina, de eso no le cabe duda a nadie, más si esta cocina es celosa guardiana de las tradiciones antioqueñas y cafeteras. Ya son casi cuarenta años, dentro de poco será medio siglo, y le auguramos muchos más… no necesitas más razones para acercarte a esta leyenda ¿o sí? (carrera 6 no. 8-45 avenida centenario, la lado de las canchas sintéticas).

La Fogata (Armenia): desde el año de 1963 abre sus puertas La Fogata, uno de los restaurantes de mayor renombre en la ciudad de Armenia, que también resulta ser uno de los favoritos de los fanáticos de la conversión del mosto en vino y de las carnes maduradas en presentaciones que son toda una tentación. Pero el auténtico pecado ocurre si vienes a la 'Ciudad Milagro' y no te pones cómodo en las mesas de La Fogata…, doble culpa tendrás si pides una de sus selectas botellas y no solicitas consejo acerca del maridaje adecuado… el asunto se pone aún más delicado si antes del platillo fuerte no te decantas por las tradicionales sabaletas fritas o los suculentos chorizos ahumados de la casa.

La especialidad es la parrilla —se destacan preparaciones como el lomo Juan Valdez, baby beef y el steak fogata—, pero igual La Fogata oferta amplias posibilidades culinarias dignas de ser probadas como algunas delicias peruanas, el guiso de camarones y la pasta Tagliatelle Singapur. Además de ser moderna y dotada de sobria elegancia, medio siglo de calidad y excelente atención legitiman a La Fogata para una cena familiar o romántica. No hay mejor plan gastronómico en Armenia que degustar de uno de sus maduros cortes en compañía de un fragante vino italiano, así que no tardes en visitar este fabuloso recinto emplazado en la Avenida Bolívar # 14N-39.

El Solar (Armenia): reina en su curioso y exuberante decorado, la madera, globos y sombrillas, pequeñas bicicletas, flores y fiambreras de esmalte colgando del techo; una aguerrida vegetación delimita los cuatro flancos. Nos encontramos en El Solar, un restaurante que con poco más de diez años de abrir sus puertas se convierte en tradición.

El local tiene capacidad para unas 300 personas que se ven agasajadas por la Música en vivo (todos los viernes) y por platos típicos comida típica y otros de mariscos. Aunque debes saber que la parrilla es la obsesión de este negocio, por lo que las porciones de carne, lo que más interesa a los entusiastas del carbón y la fritanga, son enormes y jugosas. Así las cosas, en El Solar tenemos para calmar el apetito, de entre muchas preparaciones, churrascos, punta de anca, costillas BBQ, baby beef, trucha ahumada y hasta chunchullo con papa criolla, patacón y arepa (Km 2 vía Armenia – Circasia).

Dar Papaya (Armenia): destella en todo nuestro apartado de restaurantes por ser una idea pionera en el Eje Cafetero: comida latino asiática ¿Y cómo funciona esto? Un gran experimento que obtuvo los resultados esperados, aunque en el proceso, surgieron las inesperadas sorpresas que hoy también hacen parte de este himno dedicado a la papaya. Pero seriamente, la cocina aquí se toma muy, muy a pecho: es un reto encarado con gran acierto. Prueba indiscutible de ello, los fantásticos platillos ofertados… algunos con papaya incluida.

La cocina local es redefinida en Dar Papaya, esto lo podrá corroborar tu paladar cuando se deleite con las ingeniosas entradas (carpaccio de chorizo, marranitas, camarones glaseados, causas, satay, etc.), nomás se acaban éstas vamos por los originales platos fuertes que materializan esta gran idea (cancato de salmón, pescado pesto thai, chalupa de pollo, rack de costilla de cerdo glaseada, cazuela darpapaya); para beber nada mejor que el jugo de mandarina o los batidos con el secreto de la casa… ¡ah! y el cierre, no debes pararte de la mesa sin probar los postres: won tons, flan de coco, soufflé de chocoramo, entre otros (Avenida Centenario, frente al Centro Comercial Calima).

Brunch (Salento): «brunch» es una palabra inglesa para designar una suerte de comida que conjuga lo mejor del desayuno y del almuerzo, su acrónimo nace de la unión de algunas silabas entre «breakfast» y «lunch». En otras palabras, este tipo de… brunch, está dedicado a quienes se levantan tarde de la cama los fines de semana y aún no saben si es mejor desayunar o almorzar de una vez.

En la mágica población de Salento, Brunch es una vuelta de tuerca a la comida típica de la región, consolidándose en uno de los mejores lugares para recargar baterías. Los extranjeros amarán este lugar, les hará sentir como en casa ―carta y atención en inglés para el que lo prefiera―, y los paisanos, pues, tendrán una magnífica oportunidad para probar cosas diferentes. Brunch se destaca por sus increíbles recetas americanas con cierto toque montañero, necesitarás desabrochar el pantalón, devorar muchos desayunos, almuerzos, cenas y… brunchs para conquistar toda su carta (calle 6 No. 3-25).

Camino Real (Salento): llegando a las escalinatas que trepan hacia el mirador Alto de la Cruz, hay una casa colonial pintada de blanco y celeste (mano derecha), allí opera la fantástica cocina de Camino Real. Amplio, con un aire romántico, acogedor, dotado de buen servicio y preocupado por rodar solo buena música para estimular la velada y que ésta haga juego con las preciosas tardes en este aclamado paraíso de café, niebla y palmas de cera.

Más o menos por eso su patio es uno de los más solicitados en Salento: es fresco y tiene una alucinante vista de las montañas quindianas, sencillamente formidable para comer, muy al natural cuando cae la tarde, comidas rápidas, carnes y pescados acompañados de vino y otras bebidas versátiles, algunas con el sello inconfundible de la casa. Aunque si no te apetece cenar, asegúrate de probar sus cocteles. El precio supera el promedio, no mucho, pero igual es el costo justo por el lugar y su atención (carrera 6a #1-35).

Beta Bar & Grill (Salento): deliciosos platillos en fantásticas presentaciones, Beta Bar & Grill ofrece opciones por montones, para que nadie se vaya de Salento con el estómago vacío. Tal motivo lo convierte en uno de los restaurantes más visitados por los turistas. Abre desde muy temprano y es el salvavidas para los que tienen en el horizonte la ardua y exigente visita del Valle de Cocora y necesitan desayunar de manera saludable y bien “cargadito”. La carta es diversa y gourmet, en ella encuentras preparaciones como hamburguesas, sándwiches, waffles, malteadas, filet mignon, truchas al ajillo, patacón con hogao, picadas y carnes asadas... las sorpresas culinarias están por decenas.

En esa línea, en Beta Bar & Grill la tarde cae como anillo al dedo para comer un postre acompañado de un rico café de montaña, pasar por los labios las suaves cervezas artesanales o atreverse por los clásicos e ingeniosos cocteles. Para los más inquietos hay juegos de mesa, dardos, tejo y hasta el popular juego de sapo. Y para los entusiastas del deporte, una pantalla gigante por si algún evento se cruza en su agenda vacacional, puede tomar posición de una mesa y pedir amablemente el cambio de canal, valor agregado del amable y cálido servicio que hace sentir a cualquiera como en casa (calle 7 # 3-45 Local 3, el restaurante del hotel Beta Town).

Café Bernabé Gourmet (Salento): se ve como una gran artesanía, huele a café y sabe a vino tinto; algunas mesas están por fuera, las parejas aman el lugar por su atmósfera romántica, los solitarios, los bohemios y los amigos de los baristas toman posesión de la barra; la música, entretanto, se diluye con los atardeceres que se observan desde la terraza y con los aromas de las ricas preparaciones. Lo anterior, un poco de lo que podrás encontrar y disfrutar en Café Bernabé Gourmet.

Es el lugar de Salento donde las preparaciones hacen honor a su nombre, especialmente las que convierten el grano de la región en increíbles bebidas y postres. El almuerzo, cocina fusión, se ve privilegiado por la vista de las cadenas montañosas y por las densas brumas que las festonean. ¿Sus puntos fuertes? Gran atención por parte de los meseros, exquisitas pastas, las infaltables tortas de zanahoria con cappuccino. Se anotan un gran punto con el servicio de wifi, considerando que en Salento no hay gran cobertura del mismo. En resumen, un grandioso rincón para ir, comer, beber y volver (calle 3 N° 6-03).

Bosques de Cocora (Valle del Cocora): tejas de barro recortadas contra el firmamento plomizo, niebla y montañas sembradas con las palmas más extraordinarias de Colombia. Esta es la postal de Bosques de Cocora, restaurante insigne de estos paisajes, donde el patacón y la trucha, inseparables amigos, son los insumos naturales que prevalecen en la carta. Por su parte, las instalaciones campestres de este restaurante no pretenden ofrecer lujos, la clave de su éxito, nos atrevemos a pensar que incluso por encima de su exquisita cocina típica, estriba en su localización: Bosques de Cocora está enclavado en el corazón más verde del Quindío.

Dicho lo anterior, ya puedes sospechar que un almuerzo en Bosques de Cocora incluye visita de pájaros, avistamiento de colibrís, bocanadas de aire fresco y una vista que se quedará grabada de manera indeleble en la memoria ¿Algún otro restaurante puede presumir de lo mismo?... Por otro lado, no es precisamente un restaurante que maneje valores para billeteras ajustadas, pero es un asunto menudo, considerando la atención, lo ofertado y el marco natural donde se puede tener el privilegio de un desayuno o un almuerzo (Km 11 vía Valle del Cocora).

Las Palmas de Cocora (Valle del Cocora): ubicado en el eco hotel del mismo nombre, este restaurante ofrece esmeradas entradas que abren el apetito para los platos fuertes, los cuales se componen básicamente de trucha en múltiples preparaciones, aves al carbón, cazuelas de frijoles y otros platillos con frutos de mar. Es posible desayunar, almorzar o cenar contando con la participación de una hoguera que entibia el aire frío.

Pero lo mejor de Palmas de Cocora es comer fuera, casi que en plan picnic: al aire libre, bajo las algodonadas nubes que a veces se resguardan en las cimas de las montañas, gobernadas éstas por las altivas palmas de cera… sentados cómodamente en mesas y sillas que alguna vez fueron robustos árboles, o al lado de un pequeño lago frecuentado por patos. Cualquier descripción adicional de este escenario se quedaría corta, lo ideal está en vivir la experiencia en carne propia. (Km 10, vía Valle de Cocora).

La Cava de Malena (Quimbaya): doña María Elena Ramírez, lleva a la mesa su sueño, en una tierra de amor, constancia y trabajo esmerado entre montañas. Propone almuerzo y cena con la exquisita compañía de un rico vino de la exclusiva cava de Malena. Los abrebocas de esta significativa experiencia culinaria se traducen en más de una veintena de tapas españolas, entonces vienen las exquisitas carnes maduradas al ritmo de boleros, tangos, son cubano y otros géneros tropicales y muy bailables en caso de que los asistentes se animen a moverse un poco… cosa que siempre es muy probable después de probar la carta de licores

Además, la experticia del chef incluye ceviche peruano, ceviche mixto del arrecife, langostinos al coco, langostinos a la curry, pollo catalán carpaccio de res, tablas de quesos, picada colombiana, entre otras fabulosos platillos; Adicional a su cuidada cava que alberga vinos chilenos, argentinos y españoles, su carta de licores ofrece aguardiente de la región, ron tequila y whiskey. La Cava de Malena lleva desde el 2012 rindiendo tributo al buen gusto, el confort y el placer de la cocina (Km 2 vía Quimbaya- Panaca).

The Food Trailer (Quimbaya): No es precisamente un restaurante, podemos pensar en The Food Trailer como un mall de comidas al aire libre, o una fiesta gastronómica con una apropiada disposición de mesas y sillas. Una interesante propuesta, sin duda alguna, donde podrás conseguir de todo un poco, entre cafés, comidas rápidas, algunos platillos con sello gourmet y hasta los famosos “corrientazos” o almuerzos ejecutivos.

Esta novedosa propuesta es lo que necesitas para salirle al paso al hambre, máxime si los demás locales están a reventar, cosa que puede ser muy común en fines de semana y en temporada alta, en un pueblo tan turístico como Quimbaya. Ocupa el vértice de toda una esquina, por lo que dar con The Food Trailer no será tarea complicada, solo llega hasta la carrera 4 calle 16, a una cuadra de la plaza Simón Bolívar.

El Jardín de Bremen (Filandia): haz un alto en el camino, escora lentamente el auto hacia el parqueadero custodiado de robustas palmeras y prepárate para almorzar muy cerca del campo y la naturaleza. Desde este jardín se observa una espectacular panorámica de 180⁰: guaduales, plantaciones, haciendas y casas campestres, y detrás de todo, una larga cordillera de montañas bajo la bóveda azul del firmamento. Mientras se te arroban los ojos con esta vista, el equipo de este imperdible restaurante de Filandia presta sus habilidades para las preparaciones del día: parrilla, dulcería y repostería donde el equipo de este jardín presta mejor sus habilidades culinarias.

El Jardín de Bremen posee gran encanto: es aireado y lleno de luz, rústico y campestre; su decorado destaca por elementos hechos en guadua, madera y sombreros ribeteados de exuberantes mariposas que penden sobre las mesas. La vista se lleva mejor con una limonada de piña, de coco, o con un rico café a acompañado de un postre. Lo que se oferta es a buen precio, así que ánimo, pon el postre en el pretil del mirador y contempla (calle 10, el Pencil).

Helena Adentro (Filandia): un emotivo viaje para los sentidos te aguarda, la vista y el paladar los más beneficiados. Helena Adentro rezuma sabor, estalla en mil colores y embriaga con sus aromas. Los exquisitos platillos (son variados, son suculentos, son imperdibles) solo se componen de productos frescos casi en su totalidad sacados de las huertas, para pasar a las manos expertas que los convierten en recetas muy creativas y saludables.

La felicidad es el objetivo de Helena Adentro. Que los amigos, las familias y los enamorados lleguen con una sonrisa y que se vayan con ella… que esta felicidad, por cuenta del café, las tapas, los postres, los cocteles y las cervezas artesanales, dure por semanas o hasta la próxima visita. Encontrarás cocina campesina, con gran distinción, porque los fiambres de la arriería, la mesa de la montaña y la escuela gourmet no tienen por qué contender, y esta genialidad lo resuelve a la perfección. No dejes de venir a Helena Adentro y no vengas solo, siempre que esta celebración del campo y la vida fue pensada y orquestada para compartir.

Pollo a la Carreta (Calarcá): la carreta con este restaurante es la siguiente: imagina que tu próximo almuerzo lo tomarás en una casona colonial, donde el ambiente coquetea con la cultura cafetera y con la gracia de la arriería; quienes brindan el servicio se muestran sonrientes bajo sus atuendos, a la vieja usanza de los alegres arrieros y las bellas chapoleras; los platos tienen un inconfundible sabor a campo, como si las viejas abuelas de estas montañas estuvieran al mando de las sartenes y las ollas. Así más o menos es el clima que se vive en este restaurante, pintoresco y típico como su nombre: Pollo a la Carreta.

Pero como reza el dicho de montaña “dos cucharadas de caldo y mano a la presa”. Veamos su menú: bandeja paisa, sancocho de gallina criolla, tamales con su respectiva taza de chocolate, crocantes truchas, pollo a la carreta (el plato insigne), etc. Y adivina… cada receta es servida en unas pequeñas carretas de madera. Por si la carta y la presentación de los platos no fueran suficientes para sorprenderte, Pollo a la Carreta se guarda un as bajo la manga… la limonada trifásica (Km 3, vía Barcelona-Calarcá).

El Rincón de la Hacienda (Calarcá): esta es una significativa experiencia para almorzar cerca de florestas, heliconias, árboles frondosos, ardillas juguetonas y coloridos colibríes… en otras palabras, el Rincón de la Hacienda es un pedacito de las montañas en medio de Calarcá. En este rincón natural tienes la oportunidad de vivir una gran experiencia gastronómica con un concierto musical de emplumados, la mejor compañía para los también fantásticos platillos gourmet que ya son famosos en la región, por lo tanto, consideramos necesario que efectúes una reservación en caso de que decidas tu visita un fin de semana.

Ahora bien, desde luego podrías pensar que estamos equivocados y que aquí solo se sirve comida típica, cuando veas a los meseros llevar por toda parte la exquisita trucha al ajillo, pero debemos advertir que uno de los sobresalientes detalles del Rincón de la Hacienda va por cuenta de su menú que, fuera de las tradicionales preparaciones, también involucra recetas de altura mundial, tales como: filett mignon, lomo durazno, salteado peruano, róbalo al coco, cazuela de mariscos, mero en almendras…, postre de la casa y una taza de café para cerrar con broche de oro (carrera 25 47 - 94).

Leños y Parrilla (Pereira): «cuando la casa es chica el corazón es grande» dicen los gauchos… Por su carta, ubicación y servicio, Leños y Parrilla cumple a cabalidad con la anterior expresión. Aunque aquí las carnes, con su increíble textura, sabor y maduración, son suculentamente grandes: se te van a poner los dientes como los de un lobo. Mencionado lo anterior, déjanos hacerte dos recomendaciones: es una verdad de perogrullo decir que Leños y Parrilla no es lugar para vegetarianos, pero no está mal recordártelo; y segundo, ven con muy buen apetito, en gran grupo cuánto mejor, intercambiar los maravillosos platos será una excelente idea.

Si lo tuyo es la carne jugosa y servida a tu gusto, ponte cómodo, desabróchate el cinturón y prepara cuchillo y tenedor, porque Leños y Parrilla será tu opción favorita de aquí en adelante. Lo mejor es que no está lejos de tu presupuesto, la relación costo-beneficio es la adecuada, dado su servicio, su demanda y los deliciosos cortes que te llegarán a la mesa: chateaubriand, bife paletto, baby beef, churrasco, punta de anca, solomillo, chimichurri, entre otra gran variedad. Y no te olvides de elegir la mejor copa de vino tinto para acompañar estas apetitosas porciones. Ve al encuentro de la mejor parrilla argentina en la carrera 12 # 2-78, en toda una esquina.

El Mesón Español (Pereira): en el Eje Cafetero el Mesón Español es una de las tradiciones culinarias de mayor altura, su trayectoria ha superado ya la veintena de años celebrando cada almuerzo y cada cena con magnificas preparaciones, en un ambiente tranquilo, de música suave que cabalga en unos recintos amplios y elegantes. Algunas de estas características lo convierten en el favorito de la ciudad para realizar reuniones de negocios, fiestas familiares o celebración de distinguidos eventos sociales.

Por otro lado, su cocina hace honor a su nombre, la apuesta culinaria del lugar se concentra en tapas, arroces, carnes, pescados y mariscos, que son transformados en las más reconocidas preparaciones ibéricas. (Recomendados la langosta, los callos a la madrileña, los riñones al Jerez, el pulpito a la gallega, o las reconocidísimas paellas). Otros destacados de la casa los encontramos en su selecta carta de vinos, la excelente atención de todo su personal, su privilegiada y céntrica ubicación y su muy fácil acceso. Por todo lo anterior, si quieres un lugar muy exclusivo, eres merecedor de vivir una gran experiencia gastronómica en el Mesón Español (calle 14 # 25-57, Los Álamos).

Vuestro (Pereira): es el restaurante de Jardines de Alhambra, quizás uno de los hoteles boutique más elegantes y exclusivos de Pereira. Comparte majestad con El Majo, su distinguida contraparte en la escena de los licores. En esta propuesta mediterránea resaltan la elegancia y la fastuosidad ―destaca en su decorado fuentes, mosaicos, un precioso y florido patio interior y una fascinante membrana envolvente que trasluce los atardeceres―. Su amplia y dedicada carta incluye algunas inolvidables experiencias al paladar como lo son las tapas españolas, las hamburguesas ibéricas, el cochinillo y la formidable paella. Aunque es seguro que muchas otras recetas de Vuestro seducirán tu imaginación y tus sentidos.

Asimismo, su cava se precia de ser una de las más completas de la ciudad, ideal para acompañar estás recetas de altura mundial; asegúrate de preguntar al sommelier de la casa, quien con su inestimable conocimiento en maridaje te orientará hacia una fiesta inigualable de sabor. Valga señalar que no hace falta que seas huésped del hotel para disfrutar de sus increíbles bondades, pero vamos que sí vas a necesitar un dinerillo extra, así que mejor si revisas tu presupuesto viajero para gozarte plenamente esta gran prerrogativa culinaria (calle 14 # 23-61, Los Álamos)

Ámbar (Pereira): para comer con clase, donde almorzar y cenar no es solo un ejercicio que busca responder a la demanda del cuerpo sino que hace parte de un estilo de vida. Esta fantástica idea es ejecutada por Diego Panesso, uno de los chefs pereiranos más reconocidos en el Eje Cafetero y uno de los que más comprende la importancia de la memoria culinaria colombiana adaptada a la contemporaneidad.

Pero mejor que sean sus platos los que den fe de la anterior afirmación y te terminen de convencer sobre esta genialidad. Solo imagínate sentado a la mesa de este restaurante con las siguientes preparaciones en frente: de entrada springs rolls de morcilla risaraldense; como plato fuerte, langostinos con chontaduro y para beber, una copa de vino de su envidiable cava internacional. Esta es solo una deliciosa recreación de las innumerables posibilidades que podrás hallar en Ámbar. Deleita la imaginación, pero no te quedes mucho allí, atrévete a vivir la experiencia (calle 14 #18-18, Nueva Acrópolis).

O'brasileiro Rodizio (Pereira): la especialidad de este restaurante, con cierto espíritu campestre, es la carne, bien sea de res, cerdo o pollo. Su título alude a los tradicionales establecimientos portugueses y brasileños donde los cortes son servidos en tablas y los comensales eligen sus guarniciones. El O'brasileiro Rodizio no descuida este legado y por un precio fijo deleita a los asistentes con ocho rondas de buenos y variados cortes, contando con la posibilidad de devorar cuanta ensalada desees.

El secreto para sacarle el mayor provecho a este modelo de cocina, está en llegar con todo el apetito del mundo y en no exagerar con la consumición de las entradas para que no le pierdas el ritmo a las rondas de carne por llegar. Si eres amante de la carne, esta singular propuesta es definitivamente un lugar al que no debes faltar. Vale la pena mencionar que dada su demanda y popularidad el O'brasileiro Rodizio funciona a toda máquina para los fines de semana, motivo por el cual es imprescindible solicitar reservación, o llegar un poco más temprano (carrera 12 #3-64).

La Trattoria (Pereira): un pedacito de la bella Italia, se refugia en una esquina donde ofrece, a decir de cientos de sus comensales, la mejor pizza de la ciudad. La Trattoria, con su aparente sencillez, propone un ambiente cálido, tranquilo y familiar, aderezado de unas preparaciones llenas de amor y sabor. Por eso se precia de ser una pizzería como ninguna otra. Su carta, que exhibe más de setenta preparaciones, solo corresponde con categoría: enormes pizzas elaboradas solo con ingredientes premium; carnes a la plancha, ensaladas gourmet, tapas, vinos y fabulosas pastas que recuerdan las recetas familiares de la península itálica.

Pero lo mejor de la Trattoria es que se enorgullece de sus delicias sin trasladar excesivamente este valor al bolsillo de sus clientes; no es equivocación entonces que su nombre sea asociado a locales italianos donde se come bueno y barato. Fuera del bullicio céntrico y de las grandes aglomeraciones de autos, este pequeño, hogareño y maravilloso secreto italiano puede encontrarse en el tranquilo barrio de la Lorena (carrera 17 bis N 21 bis 04).

Spaghetti House (Pereira): en el corazón de la vida urbana y bohemia de Pereira, la casa del spaghetti recibe a todo aquel que desee vivir una experiencia gastronómica diferente, de la mano de un joven equipo de trabajo siempre solícito y amable, sin olvidar unos precios que no tienen precedente para este tipo de propuestas. Hablamos de un nuevo integrante en el reparto culinario de la ciudad, Spaghetti House. En este restaurante bar puedes gozar de tres espacios para disfrutar de una gran velada con exquisitos platillos mediterráneos: un amplio salón con decoración rústica y luz tenue, un pequeño corredor ventilado que a su vez conecta con el tercer recinto, un fresco y florido patio.

En Spaghetti House los guiños a la cultura italiana empiezan desde la entrada tipo zaguán, pero su interesante decorado también armoniza entre lo natural, lo retro y lo vintage. Así, las luces íntimas y la música que llega apagada desde un sueño, son confidentes y cómplices para compartir una buena cena donde desfilan ricas y saludables preparaciones. Esto último viene a cuento considerando los tallarines artesanales y algunos insumos cultivados en la pequeña huerta del lugar, como el albacon de la salsa pesto (calle 22 # 5-28).

La Lucerna (Pereira): llevan más de cincuenta años en el negocio de endulzar los ratos; de sus postres, pasteles y helados solo se hablan maravillas; han puesto la miel en los labios de miles de personas en Pereira y el mundo… porque a decir verdad turista que llega a la ciudad se da una vuelta por este baluarte del glaseado, el chocolate y la crema. De lejos, La Lucerna es la mejor pastelería del Eje Cafetero, y esto no es un secreto para nadie.

Por si fuera poco, también dan batalla en el arte de la panadería y la confitería, y ofrecen una carta gourmet francamente espléndida. Con toda certeza nos atrevemos a decir que quien desee completar su concepto de la palabra gourmet debe comer en La Lucerna. Recomendamos fuertemente que compres sus famosos turrones y chocolates suizos, exquisitos suvenires con los que logarás alegrarle el día a más de uno. Ésta obligada visita la realizas en el corazón de la ciudad, en la calle 19 #6-43.

Kolibrí (Pereira): ansiedad y una deliciosa incertidumbre es lo que sienten los que toman su lugar en una mesa de Kolibrí. Esto lo decimos en buen plan. Y es que cuando las preparaciones son toda una fantasía de la imaginación, ejecutadas magistralmente, cuando se sabe que la cocina esta para jugar, para descomponer cada ingrediente en procura de la consecución de nuevos platillos, cualquiera tendría estas sensaciones en el estómago. Como colibríes danzando en el vientre.

Esto y más produce Kolibrí, una fascinante propuesta que solo existe para sorprender. Locales y turistas ya han tomado buena nota de su servicio y calidad y por eso no dejan de recomendar y de revisitar una de las pequeñas grandes ideas de Pereira. Disfruta bocado a bocado de una experiencia inolvidable, digna de ser repetida hasta que la inspiración de Kolibrí ceda un poco… cosa que no creemos que pase en lo sucesivo con este asombroso festival gourmet (Circunvalar, calle 4 vía al mirador).

La Estancia (Dosquebradas): resguarda un perfecto equilibrio entre el ambiente tranquilo y natural, que se puede encontrar cerca de fincas cafeteras, alejándose un poco de la ciudad… pero solo un poco, lo suficiente para ir, disfrutar la comida y volver ese mismo día. Una tradición de más de una década atendida por sus dueños, y como bien sabemos, cuando el dueño echa un ojo a la atención, la presentación y la calidad d elo ofrecido… ¡el almuerzo prácticamente va sobre ruedas!

La Estancia es un restaurante con gran atmósfera y servicio, sus platillos hacen las delicias de quienes un fin de semana no desean cocinar ni ocupar las líneas telefónicas de los restaurantes chinos. Cosa comprensible cuando uno ve una pequeña muestra de su extraordinario menú: morrillo en salsa de champiñones, colas de langosta, riñones al Jerez, Rey Faruk, pollo parmesano, paella, arroz mixto marinero, etc. Encantador, amplio, amable y siempre delicioso… para definir a La Estancia faltan los adjetivos, comprueba tú mismo cuál sería el más adecuado (calle 8 No.29-55 Vía Japón-Frailes Km 2).

Mirador de las Camelias (Dosquebradas): comida típica colombiana en un lugar amplio que prescinde de espacios cerrados en favor de la belleza del paisaje cafetero de Las Camelias, un extraordinario sector reconocido por su fabuloso mirador: arroja una profunda y amplia vista de la ciudad de Pereira, conurbaciones, montañas y áreas naturales vecinas. ¿Y qué tal el menú? Uno de porciones enormes, no en cuatro ni en seis platillos (como en Francia), la cocina de estas montañas, por tradición, abundancia y practicidad, usa bandejas… bandejas o enormes platones rebosantes de pura sazón paisa.

Por eso estas recetas —sancocho de gallina, bandeja paisa, sopa de mondongo, milanesa de cerdo, sobrebarriga dorada, costilla BBQ, etc.— no son para personas de poco comer, todo lo contrario, aquí se come a cuerpo de rey, así que lo mejor es que vengas con muy buen apetito al Km 8 Variante La Romelia-El Pollo, donde el Mirador de las Camelias te pondrá a dudar a la hora de la elección… considerando su amplia oferta de comida típica.

London's House (Dosquebradas): el Big Ben, la famosa cabina telefónica londinense, platos típicos y comida internacional hacen parte de London's House, un interesante restaurante que se encuentra entre el corredor vial de Dosquebradas y Santa Rosa. Resulta ser el chico diferente de la clase, más o menos el estudiante de intercambio. Vino cargado de regalos desde la casa de la reina Isabel, mejor dicho, vino con recetas propias de la tierra de Los Beatles.

Uno de sus grandes atributos es la gran vista que obsequia del municipio de Dosquebradas, en las noches los millares de luces parpadean a los lejos como un tesoro. Además, se precia de mostrar gran interés por la satisfacción del cliente, es probable entonces que el chef se acerque a indagar por sus creaciones culinarias y por el recibimiento que tuvieron. Su relación costo-beneficio es la justa, considerando la presentación y la calidad de los platos, sin olvidar la atención brindada por el personal (Alto de Boquerón).

Chorisant (Santa Rosa de Cabal): desde el año de 1965 Chorisant viene experimentando, una y otra vez, con el platillo más célebre del pueblo bonito de las araucarias. Como resultado de intensas investigaciones, pruebas y ensayos, en este laboratorio culinario el chorizo santarrosano es quien asume el papel protagónico de su genial química, por lo que puede ser encontrado en variantes y fusiones que hay que ver para creer.

Y es que solo bastan sus ingeniosos nombres para regalarnos una clara idea y aumentar un poco más las ganas de emprender ruta hacia Santa Rosa: choriyaki, choriburrito, chorimiñon, choricoffee, etc. A esto le sumamos que Chorisant cuenta con un agradable ambiente, sobria decoración, esplendida atención y una céntrica ubicación en el marco de la plaza principal. Y lo más interesante del asunto es que esta alquimia culinaria se encuentra al alcance de cualquier presupuesto (carrera 15 12-49).

Choripaco (Santa Rosa de Cabal): si hay una actividad obligada para el turista en Santa Rosa de Cabal, ésta es tomarse el tiempo necesario para devorarse unos buenos chorizos santarrosanos… uno, dos, tres, cuatro…, no importa, el límite a esta cifra lo pone tu cinturón, porque ni el extraordinario sabor ni el costo (la unidad no llega ni a costar los dos dólares) restringen esta exquisita actividad. Pero veamos cuantas de estas delicias logras despacharte.

Para que cumplas esta misión, nada mejor que Choripaco uno de los mejores restaurantes de Santa Rosa donde podrás disfrutar del mencionado platillo insigne. Escoltados siempre por la versátil arepa y una rebanada de limón, vienen cocidos, ahumados o acompañando una generosa bandeja paisa. Y ya que te hayas en la tarea, aprovecha de una vez la oportunidad para darle una probadita a otros manjares de la región: aguapanela caliente con queso, mazamorra con leche y bocadillo y las muy sabrosas tortas de chócolo. Encuentra a Choripaco en la vía que conduce a Termales.

La Merienda (Pereira) : lo más céntrico que puedes encontrar para comer cosas deliciosas, antes de irte por unos cocteles o cervezas, en una de las zonas más bohemias y nocturnas de la Perla, la Sexta. La Merienda atrae de inmediato por su decorado americano, muy retro, no será difícil sentirte como en uno de esos pequeños restaurantes de los años sesenta, de esos que comúnmente se ven en las películas.

Fuera del buen ambiente, la clásica música y la rápida y amable atención, La Merienda ofrece los mejores combos de la ciudad: sopas, ensaladas gourmet y diversos sándwiches de sabor inigualable, una combinación rápida y efectiva para enfrentar el hambre y dejarlo sobre la lona. En este restaurante temático está lo que necesitas para el resto del día y a un precio increíble. La promesa de su menú parece sencilla, pero déjanos decirte que, una vez finalices tus viandas, querrás repetir la experiencia de las sopas más famosas de la ciudad (carrera 6 #23-57).

La Ruana (Pereira) : como si fuera una clásica fonda cafetera, solo que más grande y ubicada en uno de los sectores más modernos y exclusivos de la ciudad. La Ruana, que cuenta con dos establecimientos, la Ruana Circunvalar (No. 12-08) y la Ruana del Camino (Km 3 vía Pereira-Armenia), lleva el campo a la ciudad, es hogar de platos abundantes y muy sabrosos, por eso es mejor llegar con buen apetito y bien agendado de tiempo, eso si quieres salir victorioso de este banquete de platillos típicos como la cazuela de fríjoles, bandeja pereirana, lengua a la criolla, fiambre, entre otras suculentas recetas.

Pero eso no es todo, un desayuno en La Ruana ofrece la oportunidad de probar los platillos que toda la vida se han servido en las fincas cafeteras e incluso las preparaciones que llevaban los arrieros en sus largas aventuras, de manera que podrás ver nombres en la carta como desayunos montañeros y finqueros, migas con arepa, hígado a la criolla, bistec a caballo, etc. Y por último: en La Ruana hay verdadera fiesta cuando se apaga el día y se enciende la noche. Después de la rumba puedes regresar al día siguiente por otra de sus famosas preparaciones: los caldos pal' guayabo.

Kilaba (Pereira) : ¿cambio de ruta en la gastronomía vista hasta el momento? Claro que es posible. Te tenemos el candidato. Pequeño, sencillo, pero sin lugar a dudas diferente: Kilaba. Una gran alternativa para darse la oportunidad de probar algo nuevo y delicioso, nada menos que exótica comida árabe. Su menú cuenta con platillos que son toda una sorpresa y que nunca se bajan del pedestal de sabor y calidad: las texturas, los aromas y las presentaciones son dignas de la cocina mundial.

En Kilaba es hora de retar tu paladar, para gozar de sabores que creemos son inéditos en tu experiencia de comensal. Así que tendrás la oportunidad de aventurarte por preparaciones como el arroz con almendras, quibebe, kebabs, tabboule, fallafel, o platos mixtos que integran lo mejor de cada uno de los anteriores. Si no te suenan estos platos, Samir, el propietario, explica al detalle el origen y los ingredientes de cada receta. Para beber permítenos recomendarte la singular limonada de azahar (calle 11 #12B - 27 Avenida Circunvalar).

Sacramento (Pereira) : puede que algunos crean por un momento encontrarse en un típico restaurante cerca del Vaticano. Y no los culpamos, porque el decorado de este restaurante pereirano nos lleva a un recorrido por colores sobrios, luces tenues, mobiliario cincuentero y algunos elementos que hacen parte de iconografías espirituales, incluyendo fotografías de monjas, sacerdotes y recintos sagrados. Además, posee espacios amplios y elegantes que invitan a sentirse privilegiado. Cuando vengas, te sirvan los platillos y los pases por el paladar, logrando congraciar el cuerpo y el espíritu, entrarás en estado de gracia.

Sacramento ofrece una carta pequeña pero muy cuidada. La comida de mar ―sus mariscos son importados de Canadá y Chile― se encuentra entre la preferida, por tal razón los langostinos del chef y el salmón tataki, resultan ser las preparaciones más solicitadas por quienes ya han tenido la oportunidad de esta experiencia casi religiosa. Por su parte, los vinos para el maridaje de los refinados platos, no son de consagrar, son de una selecta cava de reparto internacional, razón de más para que el servicio sea muy profesional. Por todo lo anterior, esta será una sagrada experiencia para tus sentidos (carrera 27c # 14-26).

Vino y Pimienta (Manizales) : gran cantidad de locales y turistas lo consideran el mejor lugar para disfrutar de una cena en Manizales, y a decir verdad, si el título no ha sido otorgado de manera oficial, este resulta ser el aspirante más serio. Asimismo, posee uno de los servicios más solícitos y atentos por parte de equipo de trabajo alguno que puedas encontrar en un restaurante de categoría: el que el chef se acerque a las mesas para asegurarse de la calidad de sus platillos o explique pormenorizadamente su creación, dice mucho de Vino y Pimienta.

Dicho lo anterior, tal vez ya hayas notado que en este reconocido restaurante su menú está a la altura de cualquier grande del mundo. Si hay sombra de duda en la presente apreciación, no tardes en probar algunas de sus fabulosas preparaciones. ¿Sugerencias? Qué tal un carpaccio de res, riñones al Jerez, dados de salmón, sopa bouillabaiss, corvina en salsa de chotanduro o unos langostinos al coco… Para un perfecto maridaje pide consejo a la casa, su cava de vinos no te decepcionará (calle 77 #21-74).

La Suiza (Manizales) : en la 'Ciudad de las Puertas Abiertas' no hay mejor lugar para endulzar el día que La Suiza, sin duda alguna, todo un templo dedicado a la pastelería y la repostería. Si bien en La Suiza puedes encontrar desayunos y almuerzos tipo gourmet (salmón, pasta carbonara, ensaladas, sándwiches y otra infinidad de preparaciones para comer sabroso y liviano) la parada obligada en el camino la hacen cientos de visitantes para concederse los pequeños placeres mundanos que otorgan sus famosísimos postres.

Nombres los hay muchos para identificarlos, pero los que son toda una tradición en Manizales, se hacen llamar acordeones, milhojas y tortas de zanahoria. Asimismo, es inevitable no llevar turrones de nuez para compartir con la familia o los amigos. ¿Y los precios de la mayoría de estas delicias? Oscilan entre los 15.000 y los 30.000 $ (COP) ¡Definitivamente precios tan atractivos como las preparaciones mismas! (carrera 23 # 26-57).

La Luna de Valencia (Manizales) : una media luna es la que vas a dejar en las hamburguesas cuando las muerdas…, las exquisitas y famosas hamburguesas de la Luna de Valencia, dotadas de gruesa carne de búfalo al carbón, una porción jugosa, apetitosa y fragante: de seguro muchos de sus clientes llegan por este exquisito aroma que cabalga en la templada atmósfera manizaleña. De manera que si pasas frente a Mercaldas Palermo (calle 68 #27-69) y te asalta un aroma similar, ¡no lo dudes por un instante y déjate llevar!, estás cerca de un pedacito de tierra española, donde se “guisa” con sazón y corazón.

Y si crees que sus hamburguesas están endiabladamente buenas, espera a ver: te relamerás de gusto con las tapas españolas, las gambas, el pulpo a la parrilla, el insigne plato valenciano fideuá o la fantástica y abundante paella. La Luna de Valencia cobra precios justos por sus productos y ofrece un recinto pequeño y sencillo para degustar sus celebradas preparaciones; es sumamente popular y es mejor llegar temprano para no esperar mucho por los pedidos, así que puede que debas armarte de un poco de paciencia.

L' AngeVin (Manizales) : si deseas almorzar o cenar con estilo, L' AngeVin es una de las opciones más serias en el Eje Cafetero para tal fin. Este es un restaurante francés con gran clase, donde priman buen número de atractivos detalles: su recetario europeo cuenta con sofisticados platillos —ingredientes básicos que son un arte: el atún y la mermelada tienen sus razones para ganar cada día más adeptos—, la cocina está diseñada de suerte que los comensales tengan la posibilidad de ver al chef en lo suyo; por su parte, la atención, la música y la presentación de los platillos no desentonan con esta distinguida propuesta.

Y como no es un secreto que en Manizales algunas noches se ponen muy frías, en el restaurante, siguiendo la vieja costumbre europea, disponen de unas tibias y elegantes mantas para calentar un poco a los clientes. Y a todas estas atenciones, qué tal los precios… los precios desde luego están un pico por encima que el de otros locales, sin embargo lo que ganas con una visita a L'AngeVin es mucho más de lo que saldrá de tu billetera. En conclusión, debemos decir que por la suma de los valores anteriores, L' AngeVin resulta encantador de principio a fin, no dejes de obsequiarte una experiencia similar (carretera 23, sector de Milán).

Limonaria (Manizales) : sobriedad en las porciones, excelencia en los ingredientes y sofisticación en las presentaciones, Limonaria se destaca en este catálogo por ser el restaurante que apunta hacía la cocina saludable y gourmet, en otras palabras, si te encuentras en Manizales, andas de dieta, pero igual quieres comer algo suave, mesurado y realmente exquisito, te recomendamos fuertemente esta formidable opción.

En este esquinero y casi secreto jardín de la gastronomía de altura —opera en medio de reconfortantes colores y sensuales aromas florales― lo que puedes encontrar pasa por preparaciones como un liviano pastel de hojaldre hasta la interesante pizza de chorizo español. Otras buenas alternativas de Limonaria, para una buena velada, las encuentras en la gran diversidad de cervezas y cocteles, la carta de vinos es un poco más discreta (carrera 24A #59 –15).

EDNIA (Manizales) : si hablamos de arte hecho cocina, de una carta mediterránea extraordinaria, de sabores explosivos e inolvidables, EDNIA ―así como se escribe en mayúscula y con altura― se lleva la palma. Sospechamos que su nombre es el ingenioso acrónimo de los nombres de Edgar y Eugenia: los orgullosos propietarios, amables anfitriones y esforzados chefs, quienes tienen a toda una ciudad alucinando con preparaciones dignas de un eterno banquete presidencial.

Su excelsa carta es inabarcable para una sola visita, bien sea por el tiempo, porque el vientre no puede con tantas recetas o porque la bolsa de dinero no es la de Rico MacPato. Pero bien que vale la pena hacer el intento y probar… volver si es necesario para deleitarse con estas delicias que hacen de la vida un placer. Por eso no dejes de probar las grandes ideas culinarias de EDNIA…, una y otra vez (calle 70 # 25-35).

PSG Buffalo Serrano (Manizales) : en un ambiente amable, tranquilo, amplio y fresco se sirven suculentos cortes de carne que encenderán las alarmas de tu apetito. Sobra decir que PSG Buffalo es una churrasquería, como dicen los argentinos, la carne es la vida del local y esa pasión se hace evidente en sus platillos especiales, uno de los más demandados es el solomillo de res. Algunas de estas preparaciones pueden superar los 30.000$ COP, poco más de 10 dólares.

Además de estas maduras y jugosas carnes, PSG Buffalo Serrano ofrece buen número de platillos gourmet de la tradición argentina, italiana, colombiana y latina; exclusivas recetas, en espectaculares presentaciones se unifican en un concepto personalizado, donde el mayor beneficio y sabor se le saca a los insumos del campo acreditados para las entradas, las ensaladas y las aclamadas bebidas como la limonada de coco. Otra cosa con la que podrás contar, será con un servicio colmado de atenciones, y eso es un gran acierto, considerando que los fines de semana hay mayor tráfico en los pedidos (carrera. 23c #62-106).

Bologninis (Manizales) : en Manizales hay un argentino que se ha hecho querer de todo el mundo. Lo ha logrado conquistando el paladar de los locales con su pasta artesanal y sus empanadas gauchas. Bologninis es su propuesta, una idea que se mueve entre las recetas argentinas e italianas y que empezó hace algunos años siendo un pequeño sueño, ganando, en poco tiempo, gran aceptación entre los comensales de Manizales, especialmente por sus carnes tratadas con auténtica experticia argentina.

Por eso es que si vienes a este cálido, pequeño y artesanal lugar, ten la seguridad de que disfrutarás de buenos cortes de carnes maduradas y cocidas tal como lo harían en la patria de Gardel, Evita y Maradona. Asimismo, a estas tentadoras presentaciones las puedes acompañar con diferentes vinos españoles, chilenos italianos y argentinos. Pero antes, las entradas: lengua y berenjenas en escabeche, tomates confitados y otras maravillas que resueltamente se fusionan con los ingredientes de cultivados en las montañas.

Espago (Manizales) : en el Eje Cafetero puedes encontrar buen número de restaurantes italianos y pizzerías, estas últimas van de esquina a esquina, la tendencia hace ya hace parte de los gustos culinarios locales. No obstante, difícilmente podrás encontrar otro espacio como Espago, autoridad en este campo que se lleva un 10 en casi todo lo que compite. Por su ambiente, servicio y su carta, es uno esos rincones italianos donde mejor puedes comer y pasar un agradable momento, en pareja, con amigos o en compañía de la familia.

Las pastas con frutos de mar ofrecen la mayoría de variantes de su carta. Pero en Spago también encuentras pizzas, ensaladas gourmet, antipastos, risottos y otros platos fuertes como el espagueti scampi o la zuppa di pesce, por solo mencionar un par, además de exquisitos y suaves cafés para humedecer los deliciosos postres. Ubicado en el barrio La Estrella (calle 59 No 24A-06 Local1), Spago tiene una terraza para disfrutar de esos inolvidables atardeceres manizaleños mientras degustas un risotto de camarones, una copa de vino y le pones la cereza a la cena con un imperdible postre como el volcán de chocolate.





















Cumplimos con las disposiciones de la Ley 679 del 3 de Agosto de 2001 expedida por El Congreso de la República, con la cual se dictan disposiciones para prevenir y contrarrestar la explotación, la pornografía y el turismo sexual con menores de edad.


Eje Cafetero Colombia es un portal dedicado a mostrar las bellezas del Eje Cafetero en Colombia; aqui podrás encontrar planes y paquetes turísticos todo incluido, hoteles de lujo o económicos, tours, tiquetes de avión, viajes de luna de miel, excursiones, eventos de interes, calendario de ferias y fiestas, hora oficial, libros, bibliografía, costos de viajes, tips de fotografía y video, fotos, videos, cartografía, mapas, bares, restaurantes, comida típica de la región, discotecas, sitios de rumba, tiendas, almacenes, información de cómo llegar y cómo movilizarse en el Eje Cafetero, actividades turísticas, aerolíneas, transporte urbano, alquiler de carros, sitios turísticos, información con el clima actual, historia, geografía, economía, medios de comunicación, periódicos, emisoras de radio, indicativos telefónicos, canales de televisión, comida típica, lugares de interés, consejos para hacer compras, agencias de viajes, atractivos turísticos, ofertas, promociones y en general toda la información que necesitas para planear unas inolvidables vacaciones en el Eje Cafetero Colombia