Bogotá (1) 7456019
Línea Nacional 019003315000






Eje Cafetero

Bares




Bares del Eje Cafetero









De unas copas a los pasos de baile. Los bares del Eje Cafetero ayudan a calentar motores para luego ir a las movidas discotecas. Aunque también los hay muy tranquilos, para deleitarse con la fragancia de un rico café, la mejor excusa para darse gusto con la irresistible cafeína. Por eso el mejor grano colombiano estará en bebidas que quizás ni sospechabas que existían.

Eso sí, debemos decir que sin fondas, ese pintoresco espacio social donde no falta la mesa de billar, el aroma a tinto, los acordes de los boleros y las milongas y los rostros de gentiles personajes como sacados de un álbum familiar de arrieros y caficultores, el Eje Cafetero no sería la misma cosa.

Por tal razón, sería imperdonable si en esta sección de Bares del Eje Cafetero no destacamos también cafés y bares que se convierten en oportunidad para adentrarse en el arte y el folclor de esta tierra, siempre que funcionan en casas que son patrimonio de sus respectivos pueblos o en haciendas cafeteras y hostales donde el café es el estímulo adicional para venir por inolvidables tertulias. Estás en el lugar correcto para pasar revista a los bares más destacados de la región.

Zero (Pereira): pequeño pero con una gran disposición de los espacios para sentirte cómodo y eliminar estrés y malas vibras al ritmo de una conversación íntima. La música sigue el juego a la necesidad, genial y ensoñadora, en las voces de Louis Armstrong, Janice Joplin, Johny Cash, Frank Sinatra, bordeando este sueño en fronteras más contemporáneas e indies con artistas como Amy Winehouse, Adele, y bandas como Kings of Leon, Artic Monkeys y Snow Patrol, por citar algunos ejemplos. Cada melodía vibra al volumen exacto sin ser demasiado alta para perturbar los diálogos, sin ser demasiado baja para perderse de estas piezas magistrales.

Para no desentonar con la música y con su propuesta bohemia, Zero maneja un decorado sobrio, con paredes colmadas de imágenes y retratos pop, rockeros y jazzeros, cómodos sofás y una carta que se mueve entre los snacks, pequeñas preparaciones gourmets, exquisitos cafés, aromáticas y tés, buenos vinos y mucha cerveza artesanal. No dejes de darte una vuelta por esta brillante idea. Un gran respiro, un gran momento, te espera justo a la vuelta de la esquina (Calle 25 #5-63).

Hellium: bailan, bailan y bailan… Desde el 2012 Hellium Bar así tiene a los pereiranos con sus tremendas fiestas de dance hall, reggae, electrónica y hip hop. Y cuando la intensidad rumbera pega la camisa al pecho, puede que una pieza de salsa se atraviese en la lista. La actividad empieza desde temprano y finaliza a eso de las tres de la mañana, los asistentes tendrán entonces una noche para recordar.

Cuando todo conspira a favor, unas 160 personas colman el lugar más alternativo del centro de la ciudad —ubicado en la calle 23 N⁰ 5-75— donde podrás contar, para una excelente rumba, con buena seguridad, tecnología de punta, decoración industrial, cervezas nacionales, variedad de licores fuertes, cocteles granizados (Vulcano, base de vodka; Neptuno, base de tequila; Afrodita, la loca y perfecta combinación de los caballeros anteriormente mencionados) y la presencia del más reclamado de la noche, el señor José Cuervo al que le gusta estar en boca de todos.

Onca (Pereira): para disfrutar tiempo de calidad en pareja, Onca se convierte en una seria elección. Es uno de los espacios con mejor atmósfera de la ciudad de Pereira. No quiere decir esto que no puedes celebrarle un cumpleaños sorpresa a uno de tus amigos en compañía de todo un gran grupo, de hecho, Onca también es muy solicitado para tal propósito. Por eso es posible que un fin de semana, si llegas tarde, no encuentres lugar, ni hablar de las fechas especiales. La recomendación entonces es que llegues un poco temprano, encontrarás la visita muy relajante.

Ubicado sobre la carrera quinta, este resulta ser un lugar amplio, con un juego de texturas muy adecuado: madera y grava, vegetación y luz ámbar, apliques y lámparas que resaltan los tonos ocres. Su excelente ventilación en conjunción con la música (rock en español) ofrece una gran ocasión para pasarla con los amigos e ir por su variedad de cervezas, nacionales e importadas, o inclinarse por su muy solicitada carta de cocteles. Asimismo, la comida es una de las más requeridas pero es mejor que sepas que si el lugar está a tope, deberás armarte de un poco de paciencia, si es que deseas picar sus apetitosas preparaciones.

Delfos (Pereira): los que van al Parnaso terminan por conocer a Delfos. Y viceversa. Lleva con orgullo el nombre del oráculo de Apolo, y sus extraordinarios murales, en los que cualquiera se pierde en sus detalles, son un guiño al arte, la mitología y el Rock N Roll. Delfos Bar es toda una institución en lo que respecta al rock de la ciudad de Pereira, de eso estamos seguros, por eso también puede ser considerado como la casa más rockera de la ciudad.

Si vienes un fin de semana espera siempre en Delfos Bar lleno total pasada las once de la noche, como también espera una exquisita carta de comidas (las papas a la francesa, por mencionar un ejemplo, son abundantes, crocantes y a un precio muy asequible); la carta de licores es variada, agrupando cervezas nacionales y algunas extranjeras, buen número de cocteles y una interesante familia de licores fuertes. A su vez, la música no deja lugar a la discusión, Delfos se exige por brindar las tonadas más esperadas de la noche y por complacer, siempre que se pueda, a tantos como solicitan una “rola”.

El Parnaso: hogar de las musas, santuario de Apolo y cuna de poetas, el monte Parnaso trae su historia griega hasta las calles céntricas de Pereira. La dinámica es casi la misma: al Parnaso vienen por inspiración, esa que brindan sus ardorosos cocteles; vienen por sabio consejo, ese que otorga una buena tertulia en su fresco patio interior. Al Parnaso vienen por decenas cada fin de semana por su genial atmósfera, su legendaria música y sus famosas pizzetas.

Al respecto de lo último, hasta una eterna familia de gatos y sus descendientes han tomado buena nota de ello, deambulan inofensivos entre las piernas de los visitantes queriendo ganarse un buen trozo de estas delicias, que hacen parte de una carta que también incluye lasañas, sándwiches, pinchos de res y cerdo, papas a la francesa y perritos calientes. ¿Y qué hay de las bebidas? El néctar de este mítico bar se transmuta, al ritmo de baladas rockeras, en bebidas calientes y frías y en una carta de licores amplia, como para descender de este monte tambaleándose un poco. No hay que atravesar el mar Egeo para llegar al Parnaso, basta con seguir la ruta bohemia de la calle sexta en Pereira y llegar al portal 2335.

Raíces (Pereira): este bar es único en su especie, y esta afirmación es difícil de rebatir a la fecha, siempre que Raíces es uno de los bares con mayor tradición en la ciudad: ir tras su historia es igual que ir tras los pasos de la agitada vida bohemia que durante muchos años tuvo lugar en la carrera sexta de Pereira, por tal motivo su fanaticada es amplia. Y sigue en aumento.

La razón que lo hace el chico diferente de la clase es su temática social y andina. Para revalidar esto basta con echarle una ojeada a su carta donde el guarapo, bebida autóctona de las comunidades indígenas del Eje Cafetero, asume gran protagonismo. Así es, el guarapo es la bebida abanderada de este insigne bar pereirano. Por eso algunas preparaciones, tipo coctel, lo tienen como insumo principal. Fuera de este destacable rasgo, Raíces también ofrece bebidas sin alcohol, frías o calientes, cervezas nacionales y tragos fuertes, además de una carta de comidas que oferta preparaciones vegetarianas, papas a la francesa, burritos, hamburguesas, etc. (carrera 6 #24-72).

Kumbala (Pereira): este interesante bar lleva ya casi 20 años de experiencia en el negocio de la bohemia local. Lo que lo convierte en el punto de reunión más veterano entre la población joven de Pereira. Además de ser un movido punto de encuentro, Kumbala se precia de ser toda una escuela del rock, donde también hay espacio para el blues, el reggae y el ska. Es pequeño y acogedor, si llegas y hay demasiados lugares libres, no tengas prisa por partir, Kumbala se llena en un parpadeo por cuenta de los amigos de siempre que no pierden su cita de todas las noches.

Estos amigos llegan por los encuentros, lo reencuentros y la camaradería, además vienen por su dosis de tragos de tequila, por las cervezas heladas y por las vaporosas narguiles. Ya que todos aquí se conocen, y hacen parte de una misma familia, no te extrañes si te tratan como a uno más del grupo y luego resultas con toda la pandilla disfrutando de una rumba en otro sitio, cuando ya la noche se convierte en un nuevo amanecer. La esquina mágica de Pereira la encuentras en la carrera cuarta # 21-04.

Café Babilonia (Pereira): Café Babilonia abre sus puertas en una casona colonial que se encuentra en excelente forma. Ubicada en pleno centro de Pereira, esta casa presume de ser una de las más antiguas de la ciudad, por fortuna aún se mantiene en pie y en impecables condiciones, de esto puede dar fe cada ángulo de sus dos pisos, su patio interno, su zaguán, sus balcones, puertas y ventanas diseñadas a la usanza de la colonia antioqueña.

Entrar a Café Babilonia es embarcarse en un viaje romántico y bohemio a través de viejas épocas, mientras, puedes disfrutar de un amplio recetario gourmet que bien puede ser acompañado por una copa de vino, una taza de café o una de té. En las noches cierra la cafetería y llegan los buenos conocedores de cervezas que saben que en este lugar pueden encontrar una buena variedad de éstas para pasar largas horas y degustarlas una por una. Algunos otros apuestan el resto de sus monedas a los cocteles y los tragos fuertes, entonces la noche en este patrimonio arquitectónico se pone más movida. (Carrera 7 nº21-65).

Gran Café (Pereira): en las primeras horas del día ofrece desayunos y almuerzos, y al caer la tarde se cambia las prendas, sin perder la prestancia, para transformarse en un distinguido café bar del centro de la capital risaraldense. Su belleza, elegancia y servicio son tan indiscutibles que generalmente en sus salas se realizan todo tipo de eventos sociales.

Gran Café, quien comparte el vecindario con Café Babilonia, es un lugar diferente y con gran categoría, ideal para tomarse el café del día o refrescar el paladar con el granizado de la tarde mientras se disfrutan las preparaciones gourmet, y la vista se distrae desde el segundo piso con el movimiento de la carrera séptima. Para aderezar aún más la relajante ocasión, en Gran Café reverberan melodías indie, un poco de jazz o blues y algunas composiciones de rock en español. Con todo lo anterior, en este bar la tarde toma una forma especial, y si tienes el pulso para una buena tertulia, de esas que no pueden existir sin la compañía de una taza de café o una de sus preparaciones derivadas, la visita adquiere matices aún más interesantes. (Carrera 7 Nº 21 – 53) .

Cándida (Pereira): en plena Avenida Circunvalar, la buena fiesta se vive en una de sus esquinas más reconocidas. Contando con una excelente decoración y una muy buena selección musical, Cándida tiene lo que se necesita para gozarse la tarde y la noche fiestera de estos rincones urbanos. Si nunca has venido puedes empezar tu entrada en esta experiencia con algunas cervezas nacionales, aunque te aseguramos que todo el tiempo estarás tentado a probar sus exquisitos cocteles: margaritas, mojitos y gin tonics los que más van desde la barra hacia las mesas.

Entretanto, el show de karaoke se avisa como la oportunidad para romper el hielo y ser la estrella de la noche, al menos por unos minutos. No olvides los aperitivos, tapas, picadas y otras apetitosas preparaciones son muy necesarias para que los tragos fuertes o los cocteles no te den en el hígado con su poderoso gancho de izquierda. Estos últimos no son cándidos, son fuertes y agresivos; para ganarles la partida, sin resaca ni remordimientos come un poco. (Avenida Circunvalar # 8-136).

Barcelona Bar (Pereira): «un bar, toda una ciudad», reza su eslogan bien sea porque aquí encuentras un pedacito de la capital catalana en tierras cafeteras, o porque toda la ciudad reconoce su trayectoria y su calidad. Sus casi infinitas preparaciones hablan muy bien de lo anterior: tablas de quesos, sándwiches, paellas, parrillas, tapas españolas, generosas picadas, quesadillas, hamburguesas, pinchos y una buena colección de platillos de la gastronomía catalana… Y la carta sigue sumando sorpresas.

Las bebidas, por su lado, también siguen esta estela de abundancia, por lo que en Barcelona Bar podrás encontrar jarras de sangrías, una espléndida colección de vinos, tragos fuertes, cervezas nacionales, importadas y artesanales, y una gran familia de clásicos y exóticos cocteles marca registrada Barcelona. Para no perderse de estos últimos basta con aprovechar los obsequiosos “happy hours” (generalmente en martinis). Así las cosas, no sabemos que se destaca más en Barcelona Bar, si su carta de licores o su cocina… y si la discusión la tercia el servicio, la decisión se pone aún más compleja. (Avenida Circunvalar # 1-76 en Pereira, también lo encuentras en Manizales y en Cerritos).

The Beer Pub (Pereira): es lo más parecido que hay en la ciudad a un auténtico pub inglés. Esta afirmación puede ser contrastada con su puerta de acceso, barra, butacas, la disposición de los licores en la estantería, las mesas y sillas de madera lustrosa y las lámparas sobre la mesa de billar. Ese es uno de sus puntos fuertes, un decorado destacado y una propuesta que es fiel a los bares de la gran isla británica. Al respecto algo también tienen que decir la cerveza artesanal, los aperitivos y el whiskey escocés.

Desde luego que The Beer Pub no se olvida de su entorno cafetero así que ascendiendo a su segundo nivel, el más reclamado por los clientes, se puede observar una colección de fotografías que esbozan brevemente la novela gráfica de la evolución urbana de Pereira. En esa línea, la vista que desde el segundo piso da hacia la carrera quinta, ofrece un vistazo de los exploradores que van y vienen de otros famosos bares muy cercanos como Melody, Onca y el legendario El Pavo ubicado en toda una intersección. Cualquier lugar que elijas de sus dos salas, será una decisión acertada. Siempre te llegará la música al nivel correcto y con una lista rockera muy selecta.

El Majo (Pereira): simpático, bello, agraciado… que cae más bien que el pan. Algunas de las cosas que significa la palabra “majo” en español de la Madre Patria. El Majo es una nueva propuesta en la ciudad de Pereira; es moderno, elegante y muy exclusivo. Sus instalaciones se encuentran parcialmente al aire libre y con vista a la avenida principal del exclusivo barrio Álamos. Transmite eventos deportivos y a juzgar por la decoración, con algunas camisas del Real Madrid y banderas del Barcelona, la preferencia estriba en el clásico español.

Situado en el privilegiado hotel boutique Jardines de Alhambra, El Majo no es un lugar barato, no obstante, su servicio, lo ofertado y la experiencia obtenida resguardan con equidad la relación costo-beneficio. De su carta destacamos sus mojitos y gin tonics (con un toque especial), una variada y selecta carta de vinos, sus tapas españolas y sus exquisitos platillos mediterráneos. (Calle 14 # 23-61).

Barani Lounge Bar (Pereira): ubicado en un excepcional sector de 'La Perla', sus instalaciones se levantan sobre la calle, como una embarcación sobre la cresta de una ola. Barani Lounge Bar es pura magia, un lugar absolutamente alternativo en Pereira. Desde que se entra se respira un aire místico, oriental y esóterico, sin perder en ningún momento su estampa moderna y elegante, ¿es posible disfrutar de esta amalgama? No lo sabríamos a ciencia cierta para otras cosas, pero el hecho es que, en cuanto a bares se refiere, Barani ejecuta la propuesta a la perfección.

Su carta es otro gran destacado: Invita a degustar extraordinarios platos y aperitivos gourmets servidos en elegantes presentaciones. Por su parte, el apartado de las bebidas cuenta con cocteles, vinos y cervezas nacionales e importadas. Pero, por su belleza, nos vemos en la obligación de regresar a su decorado. Marcadamente hindú, los colores evocan fragantes vinos, cerezos en flor, o un sueño cálido donde el escenario fluctúa entre la consciencia y un nuevo plano astral. Por eso, aunque está ideado para compartir y relajarse, Barani Lounge Bar también es una obra de arte digna de ser contemplada en reverente silencio, para perderse en ella lo que dura una pieza musical. (Calle 10 #159).

Beer (Pereira): Beer es toda una empresa dedicada a este nuevo y maravilloso cuento de las cervezas artesanales, sus franquicias pueden ser encontradas en varios lugares de Colombia incluyendo la ciudad de Pereira. Y como es todo un privilegio beber una de sus enormes y espumosas jarras, Beer ha decidido afincarse en el centro comercial más exclusivo de la ciudad, el Arboleda Plaza que levanta su monumental figura en la también exclusiva zona de la Circunvalar.

En Beer te esperan solo cervezas triple A; mientras vas de compras por EL Arboleda puedes acercarte al local, es lo mejor de lo mejor que puedes encontrar si ya decidiste pasar la noche solo apurando tragos de jarras cerveceras, aquí las hay en cantidades y variedades sorprendentes ―rojas, morenas, doradas, inglesas, alemanas—, los baristas a cargo te ofrecerán grandes consejos y trucos sobre el platillo que mejor les hace maridaje. En comunión con tu afán de ponerte fuera de órbita, los extraordinarios cocteles en Beer están para asistirte. Mientras el anticipado efecto llega, puedes divertirte con juegos de mesa y picar entradas, picadas, hamburguesas o ensaladas. Entretanto, déjate seducir por la música, échale un ojo a los eventos deportivos. La cerveza ya recorre tu sistema, una buena compañía y una buena charla completan la noche.

Prodigy (Pereira): la rumba en Prodigy es dinamita pura. Es un espacio diferente donde cabalga una gran energía, los amigos de toda la vida (que son jaurías completas) vienen a menudo a su loca guarida. En este templo dionisiaco todos son familia. Por eso, una vez hayas cruzado el umbral de este fenomenal bar, no te extrañes al observar esa inconfundible camaradería. Mejor dicho, haz de cuenta que estás de parranda con 100 primos, donde todos bailan juntos, todos comparten la alegría (y hasta el trago), todos a su manera desean subir la temperatura de la noche mientras vienen y van las poderosas melodías de rock, reggae, dubstep, techno y mucho dancehall.

Por lo general cien almas con su buena ración de oxígeno, saltan y bailan en este ícono de la noche; llegan por su buena dosis de música y baile y por tragos algo peligrosos como la cerveza Prodigy o el sugestivo Derrame Cerebral. Si te unes al pelotón, te garantizamos que agarrarás la suerte del Diablo: cada hora que pase tendrás más oportunidades de diversión. Prodigy trabaja sin descanso, como la típica hormiga arriera, abre todos los días a no ser que haya ley seca. De miércoles sábado puedes estar seguro que siempre será viernes. Encuentra este bar de culto en la avenida circunvalar # 9-18 local 2.

Vino Tinto (La Florida): Vino Tinto se encuentra en la Casa de las Salamandras —segundo piso—, muy cerca de todas las bondades naturales que puede brindar el corredor ecológico más famoso de Pereira y seguramente próximo foco de la cultura risaraldense. Es el lugar perfecto para los amantes de la naturaleza, el arte, el olor a madera, la buena música desde un balcón florido y, claro, el calor de una buena copa de vino posándose en los labios. El ambiente es inigualable, una mezcla natural y campesina con cierta onda setentera. Tal como suena.

Las mejores bebidas del lugar van desde el vino caliente, el hervido de frutas, los granizados de café y vino, hasta llegar a las cervezas artesanales y los smoothies. Valga la pena señalar que el café que tendrás oportunidad de degustar en Vino Tinto es traído directamente de Santuario, una de nuestras favoritas poblaciones del Eje Cafetero, donde se siembra y se cosecha un gran grano. Vino Tinto tiene alma nostálgica y sabor a campo, en tu infaltable visita a La Florida no dejes de traspasar este hechizante umbral, descubre una experiencia diferente.

Don Pascual (Santa Rosa): Don Pascual es toda una obra de arte. Nos ocupamos de principio a fin de su decorado porque sencillamente nos parece una genialidad que compite por el campeonato de las mejores atmósferas de la región. Nomás traspasar su umbral los sentidos se espabilan ante los muebles isabelinos y Luis XVI; candelabros bruñidos, arañas de cristal y anaqueles con antiquísimos libros que bien parecieran haberle pertenecido a Miguel de Cervantes. Por si fuera poco, Don Pascual es amplio y sumamente cómodo: cuenta con más de doce salas o pequeños nichos para la ensoñación, todos con un toque romántico que se confabula con la buena selección musical.

Fuera de todas estas fascinantes distracciones, llega la hora de salir del arrobamiento sensorial para hacer el pedido y darle al paladar una experiencia tan extraordinaria como la que acabamos de recibir visualmente. Por fortuna, Don Pascual no se baja del pedestal de calidad y por eso deleita a locales y visitantes con una fenomenal carta que incluye selectos vinos, cervezas artesanales, exquisitos cocteles, tragos fuertes y café en increíbles variantes y presentaciones. Para picar encontraremos un menú tan diverso como generoso en porciones, lo justo para para calmar cualquier apetito. Ahora bien, el indiscutible contraste de Don Pascual lo ofrece su sala más fiestera. Atravesando el patio interior, orgánico e iluminado, llegan las melodías de géneros como deep house y chill out. Por todo lo anterior, Don Pascual se constituye en una joya de nuestra colección de bares del Eje Cafetero. Esta experiencia mágica, fuera de nuestro tiempo, la encuentras en la calle 13 #12-46 de Santa Rosa de Cabal.

Bonanza (Santa Rosa): cerveza, vino o tragos fuertes al amparo de una amorosa hoguera, bajo la luz de las estrellas y en el campo ¿Es posible? Bonanza lo consigue. Por eso es uno de los lugares preferidos de Santa Rosa para picar y beber. El inconveniente— a falta de mejor palabra— se halla en la elección: tienen una carta extraordinariamente amplia y manejan unos precios incontestables, baratos por decirlo de otro modo. (Sus valores pueden ir desde los 1.000 hasta los 90.000 pesos).

Pero su verdadera apuesta consiste en ofrecer espacios románticos, amplios y privados, bien sea que vengas en pareja o con amigos. En el día, su ambiente rústico y campestre es perfecto para pasarla en familia, y si tienes en mente un plan romántico, ven en la noche cuando ésta brilla a la luz de las estrellas y las antorchas y los maderos ardiendo en las chimeneas te señalan el camino a seguir. A Bonanza se llega en moto, auto particular o en taxi, desde el parque de Las Araucarias en Santa Rosa de Cabal; la buena noticia es que queda a escasos minutos. La otra, buena también, es que cuenta con parqueadero propio. (Kilómetro 2.5, vía termales de Santa Rosa).

Don Danilo (Marsella): si buscas tranquilidad, Don Danilo mantiene el singular equilibrio que ofrece un pintoresco pueblo como Marsella. La primera impresión siempre vale, y este café bar lo sabe, así que su fachada es un colorido mosaico que compite con el más precioso jardín. Quien pasa cerca queda enganchado. Por regla general los curiosos quedan aún más atrapados con el café aquí servido y que no deja discusión alguna acerca de la marca y tradición colombiana. Las preparaciones gravitan alrededor del producto colombiano más famoso (100% colombiano y bien tostado), por eso desfilan de mesa en mesa capuchinos, expresos y granizados y hasta imperdibles malteadas. Acompañan entonces estas pequeñas maravillas con los deliciosos postres y tortas de la casa.

También puedes inclinarte por las cervezas artesanales y entretanto tener una buena tertulia con el propietario, los tópicos pueden ir desde la producción del grano, la comercialización, hasta escuchar de sus labios viejas leyendas, chismes y anécdotas de la región. Claro que del mismo modo puedes hablar del buen clima de estas montañas, si así lo prefieres, cualquier cosa que decidas siempre se verá escoltada por el infinito placer de visitar un lugar del que uno no se quiere marchar. Ubicarlo no es para nada difícil, basta con decirte que comparte vecindad con la casa de la cultura más bonita del Eje Cafetero… pero no sea que te pierdas de esta bella experiencia te dejamos la dirección exacta: Calle 9 No 8–36.

Helena Adentro (Filandia): en el día nadie quiere perderse de un lugar en Helena Adentro, todo un emblema del arte, la gastronomía y la cultura en Filandia. En la noche, la atmósfera no podría ser más perfecta: las luces cobran nuevas tonalidades y las bohemias sombras nuevas dimensiones. Entonces Helena Adentro se cambia por un instante el gorro y el delantal y empieza a mostrar gran destreza en la elaboración de coloridos cocteles, poderosos gin tonics, temibles tragos fuertes y la atractiva y espumosa cerveza artesanal.

Aunque bueno, todavía se pone la indumentaria cuando a alguien le asalta el hambre y quiere algunas tapas, fantásticos aperitivos o compartir una cena romántica. ¡Y vaya lugar que han elegido!, ningún otro establecimiento podría tener mejor pinta para cenar a la luz de las velas, escuchar música suave y dejar que la noche seduzca con sus aromas y sabores. En este maravilloso pueblo cafetero, descubre esta aventura de los sentidos en la carrera 7 #8-1.

Bar La Plaza (Manizales): ubicado en el sector de El Cable, foco de la vida nocturna de Manizales, Bar La Plaza es uno de los más visitados por locales y extranjeros. Algo tiene que ver con esto su alegría, variedad de licores y su carta para picar. Ésta última deleita a los visitantes con diversas preparaciones como apetitosas entradas, tablas de quesos, tapas, chuletas, hamburguesas, sándwiches, entre otras delicias. Siéntete en confianza de pedir lo que desees: los precios no tienen comparación, asequibles a todos los bolsillos viajeros.

Para pasar con amigos, escuchar buena música y disfrutar de la fresca noche, La Plaza se convierte en el lugar preciso, luego, si la carta de cocteles, tragos fuertes y cervezas te anima por cosas más movidas, en este sector podrás aventurarte por una pista de baile. Para pasar una gran noche en la 'Ciudad de las Puertas Abiertas' acércate a la carrera 23B N° 64-80.

Juan Sebastián Bar (Manizales): cuando “Satchmo”, Chet Baker y Charlie Parker vacían el aire de sus pulmones en las boquillas de la trompeta y el saxo, Thelonius Monk los acompaña azotando las teclas de marfil con sus dedos de ébano. Esto ocurre cuando Juan Sebastián Bar abre sus puertas y enciende sus melodías. No pasa mucho tiempo para que los nocturnos de vida bohemia colmen sillas, barra o cualquier espacio vital.

En este recinto moderno, alegre y elegante —tres cualidades que tratan de clarificar la magia de Juan Sebastián Bar— las noches de Manizales suenan mejor a ritmo de Jazz. Y se ponen todavía más interesantes si hay cafés y licores para estimular las tertulias, o bien, café con licor (un café irlandés o un amaretto ejecutan magistralmente esta insinuación). Único en su especie, Juan Sebastián Bar en la escena bohemia y cultural se roba la atención, además de ser un claro referente que, por tradición, servicio y oferta, se constituye en uno de esos imperdibles para pasar entre amigos o pareja. La cuestión está en tener un muy buen verbo que agote el tema y no vaya a dejar extenuados a los interlocutores, todo lo demás está a pedir de boca en la carrera 23 # 63-66.

Hometown Irish Pub (Manizales): una nueva propuesta que se precia de conservar la esencia de los pub irlandeses, cosa que de plano se nota en su nombre: tal como acontece en Irlanda donde basta con esta denominación y una decoración sobria para agasajar con buena música y cerveza a los visitantes. La cerveza artesanal, cerveza de la casa, es una pequeña joya que solo conseguirás en este homenaje a las raíces y la vida social irlandesa. Así que manos a la obra. Y mientras te das a la tarea, para antojarte Hometown te brinda una buena carta de comidas que incluye picadas, hamburguesas, sándwiches, nuggets, nachos y sugestivos mozarella sticks.

¿Trago fuerte? Whiskey escocés, el Jameson, el destilado de malta fermentado por excelencia. Si eres pelirrojo como si eres local, o sencillamente alguien que quiere explorar una nueva onda, este pub tipo irlandés te obsequiará buenas horas calentando el espíritu con tragos internacionales y mucha cerveza foránea mientras suena algo de U2, Cranberries, Kodaline o se filtran melodías de The Who, Sex Pistols, o The Beatles, nunca se sabe. Una cosa u la otra resultan ser perfectas para probar las cervezas tipo green, rubia, roja o negra en un vaso de 350 ml. Seguro que su costo supera al de las nacionales, pero vamos, estas jarras lo valen, sorbo a sorbo. De manera que si andas por Manizales no dudes en pasar a saludar a los chicos de Hometown, encuéntralos en la carrera 23 #6384.

Coffee Pub (Manizales): como para no perderse de uno de esos preciosos atardeceres tan comunes en Manizales y con vista al Estadio Palogrande. La postal se puede poner todavía más interesante si atardece. Entonces se encienden las luces del mayor centro deportivo de la ciudad, y si para completar hay un encuentro de alto nivel, incluso puedes esperar una fiesta de juegos pirotécnicos. Aperitivos y algunas preparaciones tipo gourmet son otro punto fuerte de Coffee Pub: las hamburguesas con queso gratinado, incluso encima del pan, tienen una pinta inmejorable, acompañadas de unas papas a la francesa y de una cerveza artesanal, la cosa no podría ponerse mejor.

Por su parte, la elección de las bebidas depende de las necesidades: hay café en diversas presentaciones para tertuliar, cerveza espumosa para tertuliar con elocuencia, seductores cocteles para tertuliar y empezar a reír con fuerza, poderosos shots para… ¡se acabó la conferencia! ¡Apague y vámonos… es hora de buscar rumba! Si los valores te parecen que superan el promedio, todavía puedes aprovechar los 2x1 en cocteles seleccionados y su famoso “happy hour” de cuatro de la tarde a ocho de la noche. Coffee Pub abre de lunes a sábado y lo puedes ubicar en la Carrera 23b Paralela # 64-32.

Café Bar Amaretto (Salamina): Salamina te sorprende con cada paso dado entre sus calles. Y a la vuelta de cada esquina siguen aguardando los motivos para que esta visita sea inolvidable. Aquí te tenemos un caso específico. Arte, historia, luz color y buena música. Tomarse un café y sentirse en una especie de museo salamineño no es cosa imposible. En el Café Bar Amaretto tienes un encuentro con la memoria.

Este imperdible espacio funciona en la Casa Albores, punto de referencia arquitectónico, cultural e histórico de Salamina. Dar con este recinto es juego de niños. La casa se encuentra en toda una esquina, frente a la plaza, sus colores y su estado de conservación la hacen inconfundible. La vieja construcción es también conocida como la Casa Jiménez siempre que perteneció a uno de los hijos más ilustres de la 'Ciudad Luz', el reconocido abogado, escritor y poeta Rodríguez Jiménez de Mejía.

El Café (Armenia): ¿recuerdas cuando estás en casa, no deseas hacer nada, salvo leer tu libro favorito, tomar café y relajarte escuchando buenas melodías?, más o menos así pinta la situación en El Café, con la diferencia de que no debes moverte de tu puesto para consentirte. Los meseros, la barra y las bandas en vivo se exigen a fondo para que luego ellos perduren en tu memoria con recuerdos de tranquilidad y excelente atención. Ah, no olvidemos sus precios: echan por tierra cualquier preocupación. Para no discutir con el loable esfuerzo, las preparaciones de los platillos son realmente excelentes: entradas, platos fuertes, comidas rápidas y tentaciones dulces para calmar cualquier antojo, algunas de las tantas cosas que podrás llevar al paladar.

Mientras llegan las viandas, la noche se engalana con la música en vivo, buen momento para decidir qué vas a beber esta vez. En ese sentido El Café tampoco decepciona, su carta de bebidas es amplia y diversa, entre preparaciones calientes y frías, vinos y cervezas artesanales y, por supuesto, café en las presentaciones clásicas y otras más inesperadas. Ubicado en un exclusivo sector de la ciudad de Armenia (Calle 16Norte # 14-92) este bar café funciona en un hostal (Casa Quimbaya), uno de los más reconocidos de la ciudad. Pero es mucho más de lo que aparenta, El Café es toda una plataforma viajera para los que quieren seguir soñando con pinceladas verdes, fragancias de heliconias y arbustos de café con sus granos ya maduros; para los que desean hacer amigos trotamundos y emprender nuevas aventuras, entre fincas, bosques y caminos de herradura por las rutas del Quindío.

Alta Vista Beer & Coffee (Armenia): abre sus puertas desde muy temprano, el primer ofrecimiento de Alta vista Bar & Coffee es una carta que da respuesta a la segunda demanda alimenticia del día, el almuerzo. En esto el bar no se queda corto, su variedad deja contentos a todos los comensales. Conforme pasa el rato, y reposas, puedes pedir café en diversas presentaciones. Otra anotación más. Luego la tarde se pinta de colores y las cervezas se vuelven muy tentadoras. De allí a los cocteles y a los tragos fuertes hay un solo paso.

Generalmente en Alta Vista Beer & Coffee hay música en vivo, ésta suele fundirse con las conversaciones y el agitado ritmo de vida de la avenida. Por su parte, la lista de reproducción propuesta desde la consola es crossover, involucra géneros como la salsa, la bachata, el vallenato y las baladas románticas para “aplanchar”, que es lo mismo decir, las inolvidables melodías de los 60's y 70's. El servicio no tiene lunar, es rápido y amable, con ese sentido que estimula una nueva visita. En esa misma línea, Altavista está muy pendiente de todo tipo de eventos y feriados (San Valentín, día del Amor y la Amistad, partidos de la selección Colombia, etc.), por lo que para estas fechas el lugar no dará abasto así que es mejor solicitar reservación. (Calle 9 # 27-54 barrio Alameda).

Sorrento (Armenia/Calarcá): café arábigo y caturro, verdes montañas, ambientes íntimos, magia del campo, recintos al aire libre, panorámicas solo para soñadores, para adictos a la cafeína. Algunas de las anteriores serán palabras e imágenes que tendrás en la mente cuando recuerdes tu visita a Sorrento. El recuerdo se hará más poderoso y lúcido cuando observes la bolsa de café que tan acertadamente decidiste llevar a casa. Café Sorrento cuenta con dos de los lugares más románticos y naturales que se pueden encontrar en la ciudad de Armenia. Su carta prima todo tipo de preparaciones que se basan en el café mientras para acompañar ofrece inolvidables postres, tortas y otras pequeñeces que arman su propio carnaval cuando se encuentran con tus papilas gustativas.

Este es un espacio de creatividad e innovación, un laboratorio donde se ejecutan las más ingeniosas preparaciones de café, por eso la barra está colmada de algunas herramientas para el cometido: probetas, tubos de ensayo y marmitas de cristal. No dejes escapar tu oportunidad de conocer la alquimia de Café Sorrento que pone a disposición del público dos centros de operaciones, el primero ubicado en el centro de Armenia (Av. Bolívar 27N -80), el segundo, el más natural y aireado, ubicado en el km 4, Calarcá.

Mojitería Resto Bar (Salento): esta es una clara alternativa a la clásica tarde y noche de Salento. Es la casa del mojito y los buenos entendedores saben que este es el lugar para disfrutar de una magnífica noche a escasos metros de la plaza principal. La Mojitería Resto Bar nos propone un excelente decorado, música cubana, como es de esperarse, y mojitos por montones. La famosa bebida antillana es la que manda en la barra, de manera que te recomendamos un mojito de maracuyá para mantener la preferencia al tiempo que se estimula la variedad.

La buena noticia es que si estás con algo de hambre, bien sea por que acabas de llegar con el estómago vacío, debido al minucioso recorrido por la Calle Real o porque justo acabas de descender del Cocora, en la Mojitería también puedes pedir la carta para calmar cualquier apetito voraz. Cuando llega la noche con sus rumores, la música en vivo te hará larga compañía para cerrar con broche de oro la magnífica experiencia. Recomendamos llegues temprano, considerando que el lugar es pequeño y es uno de los más aclamados en la vida nocturna de Salento. Encuentras tu oportunidad de una noche movida en la calle 4 #5-54.

Jesús Martín (Salento): ellos dicen estar en boca de todo el mundo, una peculiar y acertada manera de describir su negocio. No se equivocan, literalmente el mundo (norteamericanos, sudamericanos, asiáticos y europeos, etc.) ha saboreado sus espléndidas preparaciones donde el café, 100% de finca, es la estrella. De paso, el “boca a oreja” corre y Jesús Martín se consolida en punto obligado de Salento. Es, en otras palabras, el mejor café de Salento.

Café Jesús Martín es ya toda una institución en la cultura cafetera. Sus encantos van desde la celosa conservación del legado campesino, el sentido de oportunidad a la hora de incorporar nuevas tecnologías en su visionario comercial, pasando por el cuidado de sus recintos ―hablamos de Salento para este caso, considerando que en poco tiempo se han expandido a la capital quindiana y al departamento del Huila― que mantienen el encanto de una atmósfera campesina, rústica, envejecida y romántica. En Salento, Jesús Martin ofrece su magia en cada nuevo sol a un palmo de la plaza principal, por ende no hay excusa para dejar de echar una mirada, un par de tazas al paladar y una bolsa del mejor grano tostado en la mochila viajera.

Café de Altura (Quimbaya): tu visita a Quimbaya no estaría completa sin Café de Altura. No solo nos referimos a que debes disfrutar del café que se cultiva en sus montañas, sino a que debes hacerlo en este recinto cargado de relajación, amabilidad y una pizca de modernidad. En Café de Altura es donde se orquestan y se ejecutan todo tipo de maravillas culinarias del campo, tal como debe de ser cuando tienes las huertas a tiro de pájaro.

Por eso creemos que estarás un poco vacilante ante tamaña colección conformada por tortas de banano, zanahoria, naranja, café y otras delicias para pasar con sirope, limonada de coco, o la imprescindible taza de café triple A, solo grano de exportación de las fincas cercanas. Puedes llevar de este producto a casa, y, si lo deseas, después de merendar, programar un tour en las fincas asociadas a esta fabulosa idea. Un breve inciso: el jugo de yuca es toda una sorpresa, a que nadie se lo sospechaba. Encuentra esta genial propuesta en la Carrera 6 #12-02, justo frente a la Alcaldía, ¿necesitas más indicaciones para gozarte esta experiencia de altura?


















Cumplimos con las disposiciones de la Ley 679 del 3 de Agosto de 2001 expedida por El Congreso de la República, con la cual se dictan disposiciones para prevenir y contrarrestar la explotación, la pornografía y el turismo sexual con menores de edad.


Eje Cafetero Colombia es un portal dedicado a mostrar las bellezas del Eje Cafetero en Colombia; aqui podrás encontrar planes y paquetes turísticos todo incluido, hoteles de lujo o económicos, tours, tiquetes de avión, viajes de luna de miel, excursiones, fotos, videos, mapas, bares, restaurantes, comida típica de la región, discotecas, sitios de rumba, tiendas, almacenes, información de cómo llegar y cómo movilizarse en el Eje Cafetero, actividades turísticas, aerolíneas, transporte urbano, alquiler de carros, sitios turísticos, información con el clima actual, historia, geografía, economía, medios de comunicación, periódicos, emisoras de radio, indicativos telefónicos, lugares de interés, consejos para hacer compras, agencias de viajes, atractivos turísticos, ofertas, promociones y en general toda la información que necesitas para planear unas inolvidables vacaciones en el Eje Cafetero Colombia